Saltear al contenido principal

Cuando tienes dolores de cabeza intensos, el solo hecho de afrontar el día puede ser todo un desafío. Un analgésico de venta libre puede ayudar si eliges uno que sea adecuado para ti con base en tus edad, tus afecciones de la salud y otros medicamentos que tomas. Siempre lee la etiqueta y nunca tomes más de lo indicado ni por más tiempo de lo recomendado. Hay otras cosas que puedes tener en cuenta en lugar, o además, de tomar un medicamento que te ayude a aliviar los dolores de cabeza.

Consejos para aliviar los dolores de cabeza

Los activadores de los dolores de cabeza pueden variar de tensión muscular hasta ansiedad y falta de sueño. Estos son algunos consejos que pueden ayudarte a prevenir o aliviar los dolores de cabeza:

Alivia los dolores de cabeza con una ducha caliente

Toma una ducha caliente o usa una compresa caliente.

El agua tibia y las compresas calientes son remedios sencillos para los dolores de cabeza que pueden calmar el dolor muscular y reducir el estrés.

Alivia los dolores de cabeza con aire fresco

Disfruta del aire libre

Caminar enérgicamente o hacer actividad física puede ayudarte a relajar la mente y el cuerpo.

Alivia los dolores de cabeza con técnicas de relajación

Pon en práctica técnicas de relajación

Cosas tan sencillas como respirar profundamente puede liberar la tensión y la ansiedad.

Alivia los dolores de cabeza con descanso

Regálate tiempo para descansar y duerme bien.

Intenta con tomar descansos en el trabajo y dormir bien por la noche, todas las noches.

Evita los activadores de los dolores de cabeza

Sé bueno contigo mismo: evita los activadores de los dolores de cabeza

¿Ruidos fuertes? ¿Algunos alimentos? Identifica cuáles son tus activadores y haz lo mejor que puedes para evitarlos.

Toma la dosis de analgésico correcta. ¿Por qué?

Si tomas más medicamento de lo que indica la etiqueta, puedes aumentar tu posibilidad de sufrir efectos secundarios graves. Para usar medicamentos de venta libre en forma segura:

  • Toma la dosis que se indica en la etiqueta

  • Espera el tiempo adecuado entre una dosis y otra

  • No tomes más que el límite diario

  • Si tu dolor dura más de 10 días, deja de tomar el medicamento y consulta a tu profesional de la salud. Es posible que el problema necesite más atención o un enfoque de tratamiento diferente